Buscar
  • Michelle

La experiencia –como editorial– de publicar tu obra

Actualizado: 23 de ene de 2018

Para quienes le ponemos toda la pasión a un proyecto, saber que un nuevo autor se acerca a nosotros con la intención de publicar su libro, nos produce una maravillosa sensación de "manos a la obra", energía y, por qué negarlo, un poco de vértigo.

Junto con su texto "bajo el brazo", el autor trae tantas expectativas, tanta pasión en eso que quiere convertir en libro, que acompañarlo en ese proceso genera muchísimas satisfacciones. Digamos que un poco se siente como asumir el rol de "partera" en el proceso de parir un nuevo hijo: acompañando al autor para que vea nacer su libro.


Todo parte de una idea

Sabemos que el autor quiere expresar sus ideas al mundo, entregar eso que quiere compartir para enriquecer la vida de otras personas. Experiencia, conceptos, conocimientos, reflexiones, cuentos, historias. Pero... "¿cómo?", se pregunta. "¿Por dónde empiezo?".


El papel del editor

En la editorial te vamos a ir guiando paso a paso. Tenemos excelentes editores que van a ayudarte a organizar el manuscrito, a darle "forma de libro". El editor va a dejar intacto "el alma" de la obra, optimizándola para que tenga coherencia y orden, así las personas que la lean tendrán una experiencia amigable y útil de lectura. Tenemos correctores (a veces son los mismos editores, a veces no) que van a cuidar todos los detalles de escritura que se hayan escapado para que el libro salga sin errores ni de tipeo, ni de ortografía, ni de ninguna otra índole. Vos vas a poder aceptar o no esos cambios. En la instancia de edición y corrección van a trabajar codo a codo autor y editor/corrector.


Diseño y diagramación

Una vez hecha la edición "gruesa", los textos pasan a diagramación. En esta etapa, lo que originalmente está escrito en un word pasa a ser "puesto en página". En este caso, el diagramador te enviará una propuesta de diseño de la maqueta del libro (un par de páginas) para que nos des el OK con el diseño del interior. Acá ya vamos a saber cómo va a estar organizado el libro: si va a tener capítulos, varios niveles de subtítulos, citas, pies de página, etc. La jerarquización de los textos ya va estar definida previamente y en esta instancia lo podrás apreciar en el diseño de la maqueta.

Luego de la primera puesta en página va a venir una nueva instancia de corrección. Esto se llama "primera pueba de galera". A veces esta galera podrás verla en un PDF, a veces en papel, esto lo acordaremos previamente.

Luego se volverá a hacer una pasada de corrección y una "segunda galera", más avanzada y ajustada que la anterior. Muy problamente, el libro ya cuente con su índice definitivo y su correspondiente ISBN y catalogación en fuente que otorga la Cámara del Libro.


La tapa y el nombre del libro

Hay autores que necesitan "verle la cara al bebé" aunque no hayan terminado de escribir el texto. Otros autores necesitan definir el nombre aunque tampoco hayan terminado de escribir todo el contenido. Esto de visualizar la tapa, definir el diseño de tapa, definir el nombre del libro, si llevará ilustración, si será tipográfica... les da un impulso aun mayor para seguir el arduo trabajo de escribir. A veces, por supuesto, el autor ya tiene definido el nombre y una idea muy clara para la tapa del libro. La editorial tiene una estética ya definida. Hay ciertas constantes que irán en la tapa de todos los libros de Leven Anclas - Ideas Editoriales. Otros elementos (considerados variables) serán aplicados a cada caso en particular. Esta etapa, diferente con cada autor, será de intercambio de opiniones, sensaciones, intuiciones. Ser una editorial con atención tan personalizada permite que podamos dedicarle a cada libro toda la atención que el autor y el libro merecen. Diremos "misión cumplida" cuando el autor reciba en sus manos "el libro que siempre soñó".


¿Y después?

La etapa siguiente a tener los ejemplares que se decidió producir en una primera edición va a depender de cada autor. Hay autores que por su actividad profesional eligen llevarse todos los ejemplares porque los utilizan como material de referencia para sus alumnos y/o asistentes a actividades de docencia. Otros autores eligen la distribución comercial en librerías. O hacer una combinación de ambas fórmulas. Se analizará en cada caso lo más conveniente para la difusión de la obra.


¡Manos a la obra!

¿Tenés una idea para contarle a la gente? ¿Ya empezaste varias veces a escribir y lo fuiste postergando? ¿Pensás que no estás listo para publicar? Solo podemos decirte que la alegría y orgullo que siente cada uno de los autores que han recibido su libro impreso es, cómo mínimo, conmovedor. Lo importante es dar el primer paso. Desde Leven Anclas, ideas editoriales te vamos a acompañar.












46 vistas